Noticias – Muñoz Arango y Leal https://munozarangoleal.com Abogados Sun, 12 Jan 2020 19:57:24 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=6.1.1 Sexting y el derecho a la intimidad https://munozarangoleal.com/2020/01/12/sexting-y-el-derecho-a-la-intimidad/ https://munozarangoleal.com/2020/01/12/sexting-y-el-derecho-a-la-intimidad/#respond Sun, 12 Jan 2020 19:57:24 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=345 Las nuevas tecnologías han influido en todos los niveles de las relaciones humanas, los cortejos de ayer personales, de conversaciones, gestos, mensajes, hoy son digitales, pues se realizan a través de las redes sociales o de whatsapp, inclusive el que desea buscar pareja puede acceder a diversos sitios en internet, según dicen, el amor está alcance de la mano.

Sin duda que todo ello no resulta perfecto, y además de la desilusión, puede tener consecuencias desastrosas y sumamente peligrosas, pues no faltan los casos de estafas relacionadas con citas online, pues ciertamente la víctima es vulnerable, dado la facilidad del sujeto encantador y conquistador para engañar o manipular la información.

Uno de estos delitos es el sexting, que es un término de la lengua inglesa que proviene de la unión de la palabra “sex” y “texting” ( envió de mensajes de texto SMS desde teléfonos móviles), que no es más que los actos de enviar, reenviar o recibir mensajes de texto, imágenes o fotografías que presentan un contenido sexual explícito, vía internet o teléfono celular”, ya sea con o sin autorización de quien los coloca en el medio, según explica Mejía Soto (2014).

Este hecho es un fenómeno usual entre los adolescentes, parejas sentimentales, por lo que se intercambian imágenes íntimas de contenido erótico vía whatsapp o en redes sociales o en encuentros ciber-sexuales, de manera consensuada, que forma parte del cortejo y flirteo, en lo que las personas saben lo que hacen, pero no piensan en los riesgos.

También el sexting se presenta en los adultos, en solteros sin compromiso, en relaciones estables o casados, y no hay que asombrarse porque a ello acuden los baby boomers ( personas nacidas entre 1946 y 1964), porque al intercambiar imágenes de sus parejas adultas, lo hacen para disfrutar de la sexualidad o porque simplemente lo encuentran divertido.

Los motivos para el sexting, son variados: por flirteo o coqueteo o llamar la atención de la pareja, por presión o coacciones por parte de la pareja para sextear, por estar en una relación de pareja, querer sentirse atractivo, porque se siente confiado en la otra persona, para impresionar a los amigos; y los datos indican que las jóvenes son las remitentes, y los varones los solicitantes.

Esta práctica popular, que se da en una relación de dos personas con consentimiento de manera libre, no resulta ilícita en principio pues hay que tener presente que en la conducta inicial previa se envían fotografías y/o vídeos de contenido sexual, de mayor o menor carga erótica, mientras que la conducta posterior, de difundir o divulgar las imágenes y/o video sin consentimiento de la víctima, si constituye delito.

Como consecuencia de esto último, pueden darse Acoso, Bullying o Ciberbullying, o Ciberstalking, inclusive en algunos casos lleva al suicidio, como ya ha sucedido en otros países. Estos hechos en ocasiones están asociados a la pornovenganza (revenge porn), fotografías tomadas en la intimidad con acuerdo, pero que luego de una ruptura uno de ellos las hace virales en la red, por venganza y sin consentimiento o en otro caso el sextorsión o chantaje sexual por internet, que puede comprender la entrega de más imágenes por internet, de dinero o de tener relaciones sexuales, a cambio de no difundir las imágenes.

Ahora bien, en nuestro país, no tenemos regulado el sexting, y no tiene cabida en la actualidad en los delitos existentes en la legislación penal panameña y por otro lado, ni siquiera tenemos consagrado constitucionalmente el derecho fundamental a la intimidad.

En conclusión, las personas que realizan el sexting están sujetas a numerosos peligros y riesgos dado que están expuestas a atentados contra su intimidad, que pueden involucrar daños sociales, sicológicos o de naturaleza penal, por lo que en este último caso, se justifica la intervención punitiva del Estado. Y a propósito de ello, es recomendable que para efectos de las sanciones si se da su inclusión en un futuro cercano, se haga siguiendo el principio de igualdad y no discriminación, es decir, que no hagamos distinciones respecto de la pena, en cuanto al género de la persona que lo realiza o de la víctima y, por otro lado, que incluya sanciones no solo para el sexting activo ( el que las manda), sino también para el sexting pasivo, el que las ve o las reenvía.

Articulo en La Estrella de Panamá

]]>
https://munozarangoleal.com/2020/01/12/sexting-y-el-derecho-a-la-intimidad/feed/ 0
Delitos y doble moral https://munozarangoleal.com/2019/12/31/delitos-y-doble-moral/ https://munozarangoleal.com/2019/12/31/delitos-y-doble-moral/#respond Tue, 31 Dec 2019 16:14:31 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=342

El fenómeno de la doble moral es una práctica que va creciendo en todos los aspectos de la sociedad, tanto en el ámbito privado como público

Dice Bertran Rusel, que la humanidad tiene una moral doble: una que predica y no practica y otra que practica y no predica. El fenómeno de la doble moral es una práctica que va creciendo en todos los aspectos de la sociedad, tanto en el ámbito privado como público. Las personas con doble moral tienen una especie de doble vida, dicen una cosa y hacen otra, aparentan tener ciertos valores, y no son más, que el lobo disfrazado de cordero con una falsa ética a cuestas, como bien haya afirmado alguien.

El término Moral proviene de la palabra latina moralis que significa “costumbre”, y se refiere al conjunto de creencias y normas que guían y orientan el comportamiento de las personas, individualmente o en grupo, en una sociedad determinada. Es algo así, como el parámetro que estas tienen para saber cuando algo está mal o está bien. Actualmente, nos regimos en ocasiones por códigos morales, que establecen reglas de lo que es correcto o incorrecto, y que se aprecian, por ejemplo, desde el punto de las relaciones privadas, en el ámbito social, religioso o educativo: la mujer debe cubrirse la cabeza o por completo en el Islam, hay códigos de vestimenta (dress code) para la oficinas o para los colegios u otras actividades sociales, en la familia debe regir el respeto a los padres y la fidelidad conyugal, mientras que en el ámbito educativo, el respeto hacia maestros y compañeros de colegio.

Hoy en día, hay muchos ejemplos de doble moral: a) se condena a los políticos por corruptos y luego se da dinero a alguien para facilitarnos un trámite, b) se condena los actos de corrupción de gobiernos anteriores, pero no se denuncian los actos del gobierno de turno, c) se aceptan los piropos de un compañero apuesto, pero no los de un hombre poco atractivo y feo, d) se regaña a los hijos que usan mucho el celular, cuando el padre no lo deja.

Por otro lado, la doble moral repercute en el ámbito jurídico porque puede apreciarse en hechos delictivos, como por ejemplo, en el blanqueo de capitales, evasión fiscal, la corrupción, en donde en este último, los sujetos realizan estos hechos de manera descarada, pero actúan con hipocresía aparentando tener valores, y los que le interesa es beneficiarse y satisfacer sus necesidades.

Se trata de delitos que pueden ser cometidos por cualquier persona y de cualquier estrato económico, aunque por ejemplo, en la evasión fiscal, suelen ser miembros de una determinada élite, como empresarios, deportistas, actores, entre otros. También tenemos la doble moral en los delitos de adulterio y homosexualismo ya desaparecidos, y el cuestionamiento de la doble moral respecto de los castigos para los delitos de drogas respecto frente al uso permitido y terapéutico del cannabis, del alcohol y tabaco.

Pero, también la doble moral la podemos apreciar: a) en los casos de delitos sexuales, abuso deshonesto, así por ejemplo, en la violencia doméstica y delitos sexuales, se pone en duda el testimonio de la mujer y se le califica de loca o de sinvergüenza, b) los que cuestionan a los delincuentes que cometen delitos de pornografía, pero no fallan en ver los videos, c) desconfiamos de determinados sujetos por su apariencia, cuando otros socialmente respetables nos estafan, d) los que critican la inmigración, y sin embargo, tienen empleados extranjeros.

Finalmente, tenemos el discurso legislativo idealista de la protección y la resocialización de los condenados adultos. ¿Acaso no se convierte en una farsa cuando no se cumple con dicha protección? ¿Qué sucede con la debatida resocialización? Decía Zaffaroni (1993) “que la ejecución penal no resocializa ni cumple ninguna de las funciones “re” que se la han inventado […], que todo eso es mentira y que pretender enseñarle a un hombre a vivir en sociedad mediante el encierro es […] algo tan absurdo como pretender entrenar a alguien para jugar fútbol dentro de un ascensor”.

Articulo La Estrella de Panamà

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/12/31/delitos-y-doble-moral/feed/ 0
Personas fallecidas y derecho a la propia imagen https://munozarangoleal.com/2019/12/31/personas-fallecidas-y-derecho-a-la-propia-imagen/ https://munozarangoleal.com/2019/12/31/personas-fallecidas-y-derecho-a-la-propia-imagen/#respond Tue, 31 Dec 2019 16:11:16 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=339

Hoy en día, sobre todo en público, es difícil poder escaparse de ataques al derecho a la propia imagen, pues con mucha facilidad el mundo tecnológico o los medios de comunicación social reproducen las imágenes de las personas, en la gran mayoría de las ocasiones sin su consentimiento.

Hoy en día, sobre todo en público, es difícil poder escaparse de ataques al derecho a la propia imagen, pues con mucha facilidad el mundo tecnológico o los medios de comunicación social reproducen las imágenes de las personas, en la gran mayoría de las ocasiones sin su consentimiento.

Generalmente, los titulares de esas fotos tomadas, no se quejan de su reproducción, puesto que para ellos es un síntoma de popularidad, en otras ocasiones, tienen fines noticiosos, de interés público o cultural, y con ello rara vez se ofende la dignidad humana.

El asunto, sin embargo, no deja de preocupar porque el derecho a la propia imagen es un derecho de personalidad, independiente del derecho al honor, que lo adquiere la persona desde que nace, y es una faceta de la identidad personal.

En muchas ocasiones, no han faltado las reclamaciones de personas famosas por la publicación y uso no consentida de imágenes de personas vivas, sin embargo, cuando la persona ha fallecido de manera violenta, como es el caso del reciente homicidio de la joven en una casa de ocasión, a la cual no conocimos, habría que preguntarse, si se ha atentado contra la imagen y el respeto de la dignidad humana de la persona fallecida? ¿Acaso la constante reproducción de su foto y la repetición de su nombre, ha sido necesaria? ¿Es que tal vez, con ello nos quieren decir que su comportamiento como mujer, era deshonesto? ¿Acaso no hay una doble moral, pues en nuestro país, es una realidad a vox populi que abunda la economía del placer, como alguien haya indicado, y que es frecuente que en general acudan personas de ambos sexos. Con ello se califica y está mal visto acudir a estos locales para fines sexuales, mientras otros lo hacen más discreto acudiendo a hoteles, o alquilando viviendas para ello?

Tal vez, para algunos se justifique en base al derecho a la información, y no faltaran otros, en señalar que la persona ya falleció, desapareció entre los vivos, y no hay nada que valorar. Sin embargo, no es cierto, puesto que el derecho a la propia imagen no desaparece con la muerte de la persona fallecida o asesinada, de ahí que la memoria de aquél constituya una prolongación de esa última que también debe ser protegida por el derecho, y que encuentra protección en el Código de la Familia (art. 577), aunque a diferencia de otros países, no contamos con una regulación especial sobre la protección de la tutela post mortem del derecho a la propia imagen, ni mucho menos se pueden interponer acciones penales contra el honor de la persona fallecida porque tales disposiciones penales desaparecieron al entrar en vigencia la nueva legislación penal.

Decía el poeta Horacio de Roma, non omnis moriar, del latín que significa que no moriré del todo, es decir, que la persona nunca muere, que tras su muerte la persona sigue estando viva, pues los recuerdos de sus obras, sus sentimientos, perduran  en la memoria de sus amigos, familiares e instituciones.

Articulo La Estrella de Panamá

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/12/31/personas-fallecidas-y-derecho-a-la-propia-imagen/feed/ 0
Relaciones extramaritales y Derecho Penal https://munozarangoleal.com/2019/12/31/relaciones-extramaritales-y-derecho-penal/ https://munozarangoleal.com/2019/12/31/relaciones-extramaritales-y-derecho-penal/#respond Tue, 31 Dec 2019 16:07:02 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=337 “En el caso de nuestro país, se castigaron las relaciones extramaritales, con el delito de adulterio y de amancebamiento […]”

Madame Bovary” (1856), de Gustave Flaubert, es una novela cuyo personaje femenino, Emma, ataca los valores morales de Francia del siglo XIX, que decepcionada de su matrimonio con un médico provinciano, Charles, busca la felicidad en otro hombre, León, convirtiéndose en adúltera por su infidelidad, y en la que conjuntamente con la obra de “Ana Karenina” (1877), de Leon Tolstoy, presentan un elemento común, la de ser llevadas al suicidio y ser criticadas, no tanto por las infidelidades, sino simplemente por ser mujeres que realizaron hechos inmorales.

El término Moral proviene de la palabra latina “moralis” que significa “costumbre”, y se refiere al conjunto de creencias y normas que guían y orientan el comportamiento de las personas, individualmente o en grupo, en una sociedad determinada, es algo así como el parámetro que estas tienen para saber cuando algo está mal o está bien.

Históricamente las concepciones morales en distintas épocas han jugado un papel importante en la inclusión o eliminación de determinados comportamientos sexuales como delitos, y, hoy en día, se observa un tratamiento desigual de los sexos, en particular de la mujer. Y, es que en el Derecho Penal se consideraron como actos atentatorios contra la moral pública y las buenas costumbres, y no como delito sexuales, y la protección penal de la mujer se hizo en función no de la mujer, sino más bien del sexo masculino que se veían afectados por los actos realizados por la mujer, según afirma Márquez Estrada.

En el caso de nuestro país, se castigaron las relaciones extramaritales, con el delito de adulterio y de amancebamiento, entendiendo este último, como el hecho del hombre casado que tenía una concubina que mantenía relaciones con otra mujer dentro o fuera del domicilio conyugal y con escándalo público, en los Códigos Penales de 1916 y 1922. Sin embargo, en el Código Penal de 1922, se castigaba a la mujer adultera y al que yacía con ella, e inclusive el marido tenía derecho a matarla (homicidio legítimo, conocido como el privilegio de la venganza de sangre) cuando la sorprendían en flagrante delito.

Tales desigualdades han sido criticadas y son apreciables desde dos perspectivas: en el ámbito legal, porque se privilegiaba al hombre, solo era castigado por amancebamiento si lo hacía públicamente con escándalo, pero no cuando era a escondidas, mientras que a la mujer se le castigaba aunque las relaciones fueran esporádicas, y en segundo lugar, desde una doble moral sexual, todavía hoy existente: a la mujer se le exige fidelidad, pues de no hacerlo es deshonesta, mientras que se favorece la promiscuidad del varón, es algo normal que el casado pueda “echar una canita al aire”, dado que esto refuerza sus características de gran seductor, y es algo para jactarse.

En la actualidad, en muchos países aún se castiga el adulterio con penas de prisión y de lapidación, mientras que en la gran mayoría las infidelidades no son delitos, y alguien expresaba “que si se penalizara la infidelidad, las cárceles no se darían abasto”. Pero, lo cierto es que todavía se piensa que tales acciones son moralmente reprobadas, pues se violan deberes jurídicos de contenido moral, constituyen una causal de divorcio, o un pecado desde la perspectiva cristiana.

Para terminar, en nuestro país, la punición del adulterio y amancebamiento, desaparecieron a partir del Código Penal de 1982, pues el Derecho Penal está a favor de la libertad sexual, por tanto es absurdo y erróneo emplearlo como un mecanismo de moralización de los ciudadanos.

Notas: “Delitos Sexuales y Práctica Judicial en Colombia: 1870-1900”. “Los Casos de Bolívar, Antioquia y Santander”, “Sex Crimes and Judicial Practice in Colombia: 1870-1900”. “Cases of Bolivar, Antioquia and Santander”. Por: José Wilson Márquez Estrada* “Todos a la cárcel”. https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/todos-la-carcel/24330-3

Articulo La Estrella de Panamá

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/12/31/relaciones-extramaritales-y-derecho-penal/feed/ 0
Violencia doméstica: una forma de violencia contra la mujer https://munozarangoleal.com/2019/11/29/violencia-domestica-una-forma-de-violencia-contra-la-mujer/ https://munozarangoleal.com/2019/11/29/violencia-domestica-una-forma-de-violencia-contra-la-mujer/#respond Fri, 29 Nov 2019 13:03:55 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=328 “Los casos de violencia doméstica más frecuentes se realizan contra las personas del sexo femenino, aunque hay una realidad silenciosa, pues los hombres también son afectados”

El 25 de noviembre, se conmemoró el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y, de conformidad con las Naciones Unidas, la expresión “Violencia contra la mujer” se refiere a la violencia ejercida contra las mujeres por razón de su sexo y la define como: ”todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”. También se habla de violencia de género, que se diferencia de otros tipos de violencia, porque implica que está dirigido hacia la mujer y son realizadas por un hombre.

Las Naciones Unidas explica que la violencia puede manifestarse de varias formas: física, sexual y psicológica; e incluye violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio), violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético), trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual), mutilación genital y matrimonio infantil.

En nuestro país, el delito de violencia doméstica, o delitos de malos tratos en el ámbito familiar, que no es reciente y tiene orígenes en 1995, y ha sido modificado con la Ley 82 de 2013 que adopta medidas de prevención contra la violencia en las mujeres y castiga el delito de femicidio, persigue proteger a cualquier miembro de la familia, contra actos que impliquen una violencia económica, física o sicológica, expresiones que han sido definidas en la Ley 82 de 2013, y cuyos actos son castigados con pena de cinco a ocho años de prisión y tratamiento terapéutico multidisciplinario.

Los casos de violencia doméstica más frecuentes se realizan contra las personas del sexo femenino, aunque hay una realidad silenciosa, pues los hombres también son afectados. Los actos de violencia son variados: pueden ser físicos y comprenden toda clase de castigos físicos, los cuales pueden provocar lesiones y enfermedades, los psicológicos, que tienen como meta dañar la autoestima de la persona, como humillaciones en público, indiferencia en las relaciones de pareja, el uso de la crítica constante, los insultos, entre otros en general.

 

También no hay que dejar de mencionar la violencia doméstica patrimonial y económica, cuando el cónyuge controla los ingresos en el hogar, manipula el dinero no solo el suyo, sino también el de su esposa si trabaja, y provoca una desigualdad, porque no le permite a la mujer administrar sus ingresos. Tanto es así, que en ocasiones muchas mujeres ni siquiera saben cuánto gana su marido, pero sí están obligadas a decirle de sus gastos o deben “pedirle permiso” a ellos para efectuar una compra, o también le quita dinero constantemente a su esposa de sus ingresos.

En el caso de Panamá, las estadísticas del Ministerio Público de enero a octubre de 2019 determinan que se registraron 14 299 denuncias de violencia doméstica, en las que destaca el mayor número en la provincia de Panamá y Panamá Oeste, y el menor índice en la Comarca Kuna Yala, y Comarca Emberá.

La violencia contra la mujer ha sido reconocida como un problema de salud pública y de derechos humanos a nivel mundial, tal como lo indica un estudio del 2018 del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, en el que se advierte la falta de reporte de la violencia hacia las autoridades competentes. Además, en sus recomendaciones señala que como estrategias de prevención de la violencia hacia la mujer, es fundamental la educación de la población, tanto femenina como masculina, por lo que con ello queda claro que el Derecho Penal es un sistema de control social, pero no es suficiente para detener la violencia contra la mujer ni contra cualquiera persona.

 

Catedrática de Derecho Penal, UP.

La Estrella de Panamá 29 Noviembre 2019

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/11/29/violencia-domestica-una-forma-de-violencia-contra-la-mujer/feed/ 0
Mentiras y falsedades en Derecho Penal https://munozarangoleal.com/2019/11/13/mentiras-y-falsedades-en-derecho-penal/ https://munozarangoleal.com/2019/11/13/mentiras-y-falsedades-en-derecho-penal/#respond Wed, 13 Nov 2019 13:37:20 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=308 A Pinocho le crecía la nariz cuando decía mentiras, y el efecto Pinocho ha hecho que muchos hayan aprendido sobre la importancia de decir la verdad.

A Pinocho le crecía la nariz cuando decía mentiras, y el efecto Pinocho ha hecho que muchos hayan aprendido sobre la importancia de decir la verdad. Sin embargo, no puede obviarse que vivimos en una cultura de la mentira, en la que frecuentemente algunas personas se han acostumbrado a mentir o engañar a los demás, por lo que nada nos sorprende que en muchas ocasiones nos engañen.

Ahora bien, las razones por las cuales las personas mienten son de diversa naturaleza y las mentiras son variadas: a) por motivos laborales (llegar tarde y decir que había un tranque o no ir al trabajo y decir que estaba enfermo cuando no lo estaba), b) para ocultar una infidelidad (“estoy en una reunión”, “trabajando tarde”, “salí con amigos”), c) las mentiras políticas que se hacen y no se van a cumplir (más empleo, salud), d) la de los estudiantes (“profe, mi computadora se dañó” o “profe, tuve que cuidar a mi abuelo enfermo”), aunque en general todas tienen algo en común, el miedo o temor a lo que les pueda pasar o que les pueda perjudicar al decir la verdad sobre un hecho.

Existen distintos tipos de mentira, y ya encontramos una clasificación de San Agustín, siendo en la actualidad las más comunes las siguientes: las mentiras piadosas (que tienen una justificación), las mentiras instrumentales que buscan un interés propio (mentir en una hoja de vida), las mentiras de autoengaño, los rumores, las exageraciones, el plagio, las mentiras compulsivas, las que se realizan una y otra vez, las mentiras altruistas o de cortesía, las que buscan dañar a otros, y las denominadas mentiras comunes y las mentiras políticas.

Se miente con frecuencia y cuando son descubiertas, traen la pérdida de credibilidad y de confianza en las personas, pues si lograste engañar a una persona, no quiere decir que sea tonta, quiere decir que confiaba en ti, más de lo que te merecías (Charles Bukowski).

 

Ahora bien, en materia penal el engaño tiene consecuencias, como sucede con el acceso sexual en condición de ventaja (art. 176), cuando habiendo promesa de matrimonio el sujeto engaña a una mayor de catorce años y menor de dieciocho, para lograr el consentimiento de la víctima y tener acceso sexual, o también cuando se engaña en otros delitos para explotar sexualmente a menores de edad (art. 180).

También cuando se miente en el delito de Calumnia (art. 194) afectando el honor de la otra persona cuando acusa a otro de cometer un delito afectando su honor, sabiendo que es inocente, o en el caso del delito de bigamia, contrayendo un segundo matrimonio con otra persona, sabiendo que no puede hacerlo, porque hay impedimentos (art. 209).

Y, sin embargo, el arte de la mentira lo encontramos con el estafador, sujeto inteligente que tiende a generar confianza en las otras personas, porque muestran mucha seguridad, tienen simpatía y son elocuentes, y utilizan diversos trucos, ganándose la confianza de la víctima para que les dé dinero, como ha resultado en los casos de estafas para venta de vehículos o alquileres de casa, o a través de las redes sociales con falsos préstamos, o de viajes.

 

Finalmente, podemos mencionar algunos otros delitos en los que es característico el engaño, como suele ser el delito de falso testimonio o el delito de acusación y denuncia falsa, siendo común el de faltar maliciosamente a la verdad y con el ánimo de perjudicar a otra persona.

Catedrática de Derecho Penal, Universidad de Panamá.

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/11/13/mentiras-y-falsedades-en-derecho-penal/feed/ 0
EL CONSENTIMIENTO SEXUAL https://munozarangoleal.com/2019/09/27/297/ https://munozarangoleal.com/2019/09/27/297/#respond Fri, 27 Sep 2019 04:55:21 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=297 EL CONSENTIMIENTO SEXUAL, La Prensa,10 de marzo de 2018. https://www.prensa.com/opinion/consentimiento-sexual_0_4981001915.html

A propósito de los embarazos en adolescentes (10 a 19 años) en nuestro país, las estadísticas nos reflejan que en 2014, como en 2015, en el primero, 188 hombres embarazaron a menores de 14 años, y 126 en el segundo; para 2016, fueron 226 adultos, y las cifras en 2015 evidencian que de 6 mil 663 jovencitas de 15 a 19 años que dieron a luz, fueron embarazadas por adultos, en su mayoría (57%) hombres de 20 a 24 años de edad, sin dejar de señalar que no se reflejan los hechos no denunciados.

Como se observa, el asunto es preocupante por ser no solo un problema social y familiar, sino también legal, porque aunque existe legislación penal no cesan los ataques contra la libertad e integridad sexual de los mismos, pues hay una variedad de medios para cometer estos delitos, ya sea pagando a una persona menor para tener acceso sexual o, por ejemplo, a cambio de un celular; también ocurre con intimidación o violencia, como sucede en la violación, o, con acceso sexual en condición de ventaja.

En cuanto al acceso sexual en condición de ventaja, castigado en nuestro país, se diferencia de la violación porque la relación sexual se realiza con consentimiento de la persona mayor de 14 y menor de 18 años en condición de ventaja. Con este delito, desaparece el estupro, que solo protegía la libertad sexual de la mujer doncella, mayor de 12 y menor de 18 años, para dar paso a una protección penal tanto de los varones como de las mujeres adolescentes.

Al igual que sucedía con el estupro, en el caso de este delito se observan elementos particulares: la inmadurez sexual de la víctima limitada por un orden cronológico de edad fijada en la ley, el consentimiento otorgado por los menores de edad para realizar el acto sexual, y el engaño y condición de ventaja del actor respecto de la víctima.

En cuanto a la expresión en condición de ventaja empleada, es inapropiada pues una ventaja implica superioridad, y técnicamente debió emplearse, prevaler, prevalimiento, situación que ocurre en ese delito porque el sujeto se beneficia y aprovecha de las ventajas y prerrogativas que tiene respecto de la víctima, para lograr y facilitar el acceso sexual, con consentimiento de la misma. Lo anterior puede tener origen en razones familiares, laborales, de dependencia económica, de convivencia o por la diferencia de edades entre el autor y el menor de edad.

Las penas varían de acuerdo con el tipo de sujeto que lo realice —de manera que se distinga si es cualquier persona, hombre o mujer— con prisión de 2 a 4 años. En otro caso, si son personas calificadas, como ministros de culto, parientes cercanos, tutor, educador o estuviera a cargo, por cualquier título, de su guarda crianza o cuidado temporal, se le aumenta la pena de un tercio hasta la mitad del máximo. Además de que se incluyen otras formas agravadas, aceptables y cuestionables, la primera, realizarlo mediante engaño o promesa de matrimonio para lograr el consentimiento de la víctima, y la segunda, entre otras, como agravar la pena por deserción escolar o que resulte embarazada.

En resumen, queda claro que los menores de edad hacen uso del derecho a la libertad sexual con carácter voluntario, aunque ese consentimiento está viciado y es castigado, por lo que es discutible legitimar y considerar impune los casos en que entre la víctima y el agente existe una relación de pareja permanentemente comprobada y siempre que la diferencia de edad no supere los cinco años.

La autora es catedrática de derecho penal

 

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/09/27/297/feed/ 0
ABORTO Y SU DESPENALIZACIÓN https://munozarangoleal.com/2019/09/27/aborto-y-su-despenalizacion/ https://munozarangoleal.com/2019/09/27/aborto-y-su-despenalizacion/#respond Fri, 27 Sep 2019 04:52:19 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=295 ABORTO Y SU DESPENALIZACIÓN, La Prensa, 18 de febrero de 2018. https://www.prensa.com/opinion/Aborto-despenalizacion-Panama_0_4966003400.html

El aborto es un delito que protege la vida del que está por nacer (C.P. 2007), y es castigado en tres situaciones: 1. aborto causado por la misma mujer o consentido por ella (de uno a tres años de prisión); 2. aborto causado por un tercero con el consentimiento de la mujer (de tres a seis años de prisión); y, 3. aborto causado por un tercero sin o contra el consentimiento de la mujer (de cuatro a ocho años de prisión, agravándose la pena por los medios empleados o cuando el compañero es el conviviente).

En materia de política criminal del aborto se han establecido distintos sistemas para autorizar su práctica, uno de ellos es el sistema de las indicaciones (por causas médicas, eugenésicas, socioeconómicas o éticas); el otro es el sistema del plazo, en virtud del cual el aborto practicado por un médico en centro hospitalario y con consentimiento de la mujer embarazada dentro de un determinado límite de tiempo (generalmente antes de las 12 semanas) es considerado un hecho lícito o impune.

En el derogado Código Penal de 1982 se llegó a despenalizar el aborto en tres situaciones con carácter innovador, las cuales también aparecen en la legislación vigente (Art. 144 C.P. 2007): a) por razones terapéuticas, es decir, por causas graves de salud que pongan en peligro la vida de la madre b) por indicación eugenésica, que pongan en peligro el producto de la concepción, evitando que el hijo por nacer nazca deforme o con serias anomalías físicas o psíquicas que pueden tener origen en muy diversas causas, y finalmente por indicación ética, es decir, el embarazo que es producto de una violación.

El aborto realizado en cualquiera de los supuestos anteriores no es punible, se respeta el derecho de la mujer a rechazar o aceptar la maternidad, al prever que ella debe dar su consentimiento. En el caso de la mujer embarazada como resultado de una violación, se reconoce que la maternidad no puede ser impuesta y que la mujer no tiene derecho a conservar su hijo. El aborto debe ser autorizado por la comisión multidisciplinaria (1988) cuando se trate de aborto terapéutico y eugenésico, mientras que en el aborto ético debe realizarse dentro de los dos primeros meses de embarazo, y en todos estos casos debe llevarse a cabo por un médico en un centro de salud, el cual puede alegar la objeción de conciencia.

Ahora bien, la reciente recomendación del Comité de Naciones Unidas para los Derechos de los Niños de que se despenalice el aborto en Panamá, en todos los casos para garantizar que las jóvenes y niñas tengan derecho a un aborto seguro, se visualiza como un asunto de derechos humanos, pues se pone en peligro su vida y salud. Queda claro que el alcance de la despenalización no está por lo menos ahora determinada, y se identifica con el aborto libre, lo cual es debatible tanto a nivel legal como ético, religioso y moral, so pretexto de salvarguardar la vida y salud de las jóvenes y niñas.

Con ello se pone en evidencia un conflicto de derechos sobre la personalidad moral del no nacido y sobre el derecho de autonomía de la mujer (mayor valoración en el aborto terapeútico), que en otros casos, como sucede en la doctrina penal, se resuelve como una situación de estado de necesidad o de inexigibilidad.

En conclusión, ya contamos con una despenalización del aborto, porque aunque muchos no lo sepan, la vida del que está por nacer cede a los derechos de la mujer por razones de salud o del bienestar, y la mujer puede optar libremente por el aborto, tanto terapeútico como eugenésico y ético.

El autor es catedrática de Derecho Penal de la Universidad de Panamá

 

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/09/27/aborto-y-su-despenalizacion/feed/ 0
Innecesaria ley de mala praxis https://munozarangoleal.com/2019/09/27/innecesaria-ley-de-mala-praxis/ https://munozarangoleal.com/2019/09/27/innecesaria-ley-de-mala-praxis/#respond Fri, 27 Sep 2019 04:50:55 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=293 Estrella de Panamá, 17 de marzo de 2018.

En nuestro país abundan las leyes para todo. Decía Montesquieu ‘las leyes inútiles debilitan a las necesarias’. Las leyes deben ser estrictamente necesarias y su contenido simple, claro, directo y accesible.

En el proyecto sobre humanización y mala praxis se indica que tiene por objeto la humanización del derecho a la salud, prestar atención a cuestiones relativas a la mala praxis en la gestión y atención en salud, por parte de todos los profesionales, técnicos y personal administrativo del sector salud que presten servicios en las entidades públicas y privadas, formales o informales, con o sin fines de lucro, y los que practiquen la medicina tradicional o medicina alternativa (art. 2). Se pretende humanizar la salud en atención de calidad y de calidez por parte de los profesionales de la salud, y en general consagrando el derecho a un trato digno para los usuarios del servicio de salud, es decir, que no sea un objeto, un número o un negocio, siguiendo una corriente legislativa de otros países, aunque también no puede obviarse que es necesaria la modernización de las estructuras sanitarias y un mayor presupuesto al respecto.

En cuanto a los profesionales de la Medicina, las tareas se asumen con compromiso y abnegación, y si no, para ello están las consecuentes responsabilidades fijadas ya en la legislación penal vigente, que incluyen también a otros profesionales (arquitecto, abogado, contador), por lo que la expresión ‘mala praxis’, empleada frecuentemente por el legislador, es un léxico que proviene del anglosajón ‘malpractice’, el cual no debe entenderse como un concepto exclusivo aplicado a los actos negligentes del médico, sino también a cualquier tipo de actuaciones negligentes de otros profesionales.

Este proyecto que parece novedoso porque quiere castigar la mala praxis, responde al clamor ciudadano que acude al legislativo ilusionado o engañado a solicitar que se ponga fin o se neutralicen estos actos, cuando sabemos que en esta ocasión o como en otras, se está utilizando el Derecho Penal como un instrumento político del legislador, y en segundo lugar, con fines de protección de bienes jurídicos. Así, por ejemplo, este proyecto insiste en castigar la mala praxis, cuando ya tenemos sanciones en la legislación penal para estos actos ilícitos que constituyen: el delito de homicidio culposo y las lesiones personales culposas.

El proyecto, entonces, crea falsas expectativas y tranquilidad en los ciudadanos, mientras, que en el rol legislativo satisfacción, pero además de ello, debe señalarse la deficiente técnica legislativa, el exagerado casuismo: definiciones dogmáticas inexactas, enumeraciones minuciosas innecesarias de la culpa (negligencia, inobservancia de reglamentos, culpa, impericia), y un listado incoherente de eximentes de culpa (vgr. estado de emergencia), que solo contribuyen a la inseguridad jurídica.

Finalmente, aclaro que hoy en día, por ejemplo, quien realiza mala praxis provocando la muerte de una persona es sancionado con pena de tres a seis años de prisión, mientras que la pena en el proyecto para quien presta servicios de salud, actuando con negligencia, impericia, imprudencia o inobservancia de normas técnicas o administrativas, es de prisión de cuatro a seis años.

CATEDRÁTICA DE DERECHO PENAL, UP.

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/09/27/innecesaria-ley-de-mala-praxis/feed/ 0
VIOLACIÓN TÉCNICA E INCONGRUENCIAS https://munozarangoleal.com/2019/09/27/violacion-tecnica-e-incongruencias/ https://munozarangoleal.com/2019/09/27/violacion-tecnica-e-incongruencias/#respond Fri, 27 Sep 2019 04:48:50 +0000 http://munozarangoleal.com/?p=291 VIOLACIÓN TÉCNICA E INCONGRUENCIAS, Publicado en La  Estrella de Panamá,  26 de marzo de 2018.

Virginia Arango Durling

Catedrática de Derecho Penal

Universidad de Panamá

 

En los últimos días la sociedad panameña ha estado abrumada por el delito de violación y abusos deshonestos realizado en perjuicio de una menor,  por lo que   ello se hace necesario reflexionar al respecto.

En primer término, se justifica el castigo para la violación y el abuso deshonesto pues por ningún motivo una persona  se le deben imponer actos de naturaleza sexual, y a propósito de la violación en nuestra legislación  se incluyen una diversidad de actos de naturaleza sexual: a) el acceso carnal, con persona de cualquier sexo por vía anal o vaginal, que constituyen los ayuntamientos sexuales entre hombre y mujer, o entre homosexuales, o de hombre a mujer,  b)  el hacerse acceder carnalmente en iguales condiciones; y, c) otros tipos de hechos equiparables a una violación, como son la práctica de actos sexuales orales o introducir con fines sexuales cualquier objeto o parte de su cuerpo no genital, en el ano o la vagina de la otra persona,  en las que no hay acceso carnal.

Y, sin embargo, llama la atención que se hable de  violación técnica, expresión inexacta  de origen anglosajón, que solo contribuye a crear confusiones. Y, decimos esto porque nuestra legislación sigue el derecho continental europeo, no el anglosajón, por lo que el término correcto es violación impropia  que  es aquella que se realiza  sin violencia o intimidación con menores de edad u otras personas que no puedan resistir, mientras que la violación propia es la que se lleva a cabo con violencia e intimidación.

En cuanto al abuso deshonesto o actos libidinosos,  se manifiesta por tocamientos, manoseos de las partes genitales de la víctima, actos que no son consentidos, aunque para ello no se requiere la intimidación o violencia, pues quien lo realiza suele valerse de cualquier medio para aprovecharse de la víctima, y con ello lograr su satisfacción sexual.

Ciertamente, que  el acuerdo de 10 años en este caso ha sido criticado, valga mencionar, que por el solo hecho de cometer  la violación la pena fijada es de 10 a 15 años en la legislación vigente, mientras que previamente en el Código Penal de 1982, era de prisión de 3 a 10 años, aunque tampoco se ha escapado el Sistema acusatorio y la institución de los acuerdos de pena, que cumplen una función en el sistema procesal.

En todo caso, para resolver tales inquietudes lo aconsejable en los acuerdos de pena sea lo siguiente: a) que no se actue ligeramente para acudir al acuerdo, por economía procesal o por evitar continuar con el proceso. En este sentido, el Ministerio Público, el año pasado había logrado 200 acuerdos en tres meses, b) es incorrecto pensar que porque la ley lo establezca  para cualquier delito u otras situaciones, deba acudirse a ello, pues debe valorarse cada hecho delictivo, la gravedad del hecho, al delincuente y porque no a la víctima,; y c)  que son contradictorios los acuerdos con penas irrisorias, pues aún cuando el acusado acepte los hechos imputados es el Fiscal, quien propone la pena, y este debe velar en todo momento por los intereses de las víctimas.

]]>
https://munozarangoleal.com/2019/09/27/violacion-tecnica-e-incongruencias/feed/ 0